Aunque mis pies están firmemente plantados en el suelo, mi mente está siempre luchando por un nuevo terreno